martes, 30 de noviembre de 2010

Gran semana para el periodismo




Confieso que para mí ha supuesto una verdadera inyección de optimismo ver portadas así de cinco países distintos durante tres días consecutivos... y lo que queda.

Que ocurran cosas como ésta me reconcilia con mi oficio y me hace sentirme orgulloso de ganarme la vida ejerciéndolo y defendiéndolo. La publicación de los informes secretos estadounidenses en los que se desmenuza a lo largo de doscientos cincuenta mil documentos la vida y milagros de buen número de mandatarios mundiales y se vuelcan opiniones y valoraciones sobre cada uno de ellos es un pelotazo de tal calibre que hará falta mucho tiempo para digerirlo y comprobar el verdadero alcance de tal "empacho" de datos.

Que la publicación de esos informes se produzca en medios de referencia en cinco países occidentales (Estados Unidos (NewYork Times), Francia (Le Monde), Alemania (Der Spiegel), Reino unido (The Guardian) y España (El País) y que provengan del trabajo de un medio on line (Wikileaks) especializado en divulgar informaciones de alto calibre y comprometedoras, pero siempre solventes y contrastadas proporcionan una idea de los nuevos sistemas de circulación del mejor flujo informativo.

El periodismo siempre consistió y consistirá en ofrecer al público aquello que los poderosos están interesados en que no se conozca.

En este blog he lamentado muchas veces mi temor a que trabajar en esta línea cada vez resulte más complicado. Me alegra comprobar que de momento me he equivocado y que no debía ser tan pesimista.

Este es nuestro papel. Este es el sentido de nuestro oficio. Y las "sinergias" entre wikileaks y medios escritos de cinco países para dar a conocer asuntos de la envergadura de lo que tenemos entre manos también me parece un muy aplaudible hallazgo.

Son días estos para celebrar. En medio de tanto desastre hay quien en nuestro oficio está cumpliendo con la esencia de nuestro trabajo y lo está haciendo a lo grande.

Los amantes de las frases grandilocuentes afirman que habrá un antes y un después de la publicación de todas estas informaciones. Yo no sé si será para tanto. Lo que sí sé es que servirán como revulsivo. Y eso, sin ningún género de duda, es bueno.

J.T.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Lo que no se ha dicho de las elecciones catalanas



Además de los siete partidos que han obtenido escaños se presentaban también

8. Movimiento Social Republicano
9. Partit Humanista
10. Des de baix (Desde abajo)
11. Unión, Progreso y Democracia (UpyD)
12. Els Verds-Grup Verd Europeu (Los Verdes-Grupo Verde Europeo)
13. Partit Antitaurí (Antitaurino) contra el Maltrato Animal- Animalista (PACMA)
14. Partido de los Pensionistas en Acción (PDLPEA)
15. Partit Republicà d'Esquerra-Izquierda Republicana (PRE-IR)
16. Falange Española de las J.O.N.S.
17. Família i Vida (PFiV)
18. Alternativa de Govern (con Monserrat Nebrera, ex PP, cabeza de lista)
19. Reagrupament Independentista
20. Partido Castellano (PCAS)
21. Plataforma per Catalunya (PxC)
22. Coordinadora Reusenca Independent (CORI)
23. Piratas de Catalunya (PIRATA.CAT)
24. Escons en Blanc (Escaños en blanco)-Ciudadanos en Blanco (Eb-CenB)
25. Unificación Comunista de España (UCE)
26. Gent Nostra (Gente Nuestra)
27. Por un Mundo más Justo (PUM+J)
28. Partido Obrero Socialista Internacionalista (POSI)
29. Partit Comunista del Poble de Catalunya (PCPC)

Tengo una papeleta de cada una de estas listas que he recogido yo mismo en un colegio electoral de la provincia de Barcelona y que pienso guardar como oro en paño. Toda una experiencia vivir aquí esta jornada electoral. Contaré algo más un día de estos.

J.T.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Guardias civiles sancionados por no sancionar


- Manda cojones, Juan, que tengamos que aparecer en la tele como si fuéramos delincuentes.

Con mi compañero Jose Ángel buscábamos un encuadre apropiado que permitiera camuflar la identidad de los dos guardias civiles con los que estábamos hablando. La frase del comienzo corresponde a uno de ellos. Iban a hacernos declaraciones para el informativo pero procurando evitar ser identificados.

Nos enseñan una carta que habían recibido explicándoles que se les iba a retirar un plus que, sumado a otras restricciones y a la rebaja funcionarial de meses pasados, han reducido sus nóminas hasta cuatrocientos y pico euros menos al mes.

¿Por qué les explicaban en la carta que les suprimían un plus más? Pues porque no son lo "productivos" que sería deseable. Es decir, que a juicio de sus superiores llevan tiempo multando menos de lo que deberían.

Uno de ellos se había traído chubasquero con capucha para facilitar el trabajo de camuflaje a la hora de contar sus penas. Su compañero estaba dispuesto a salir a cara descubierta, de perdidos al río, pero venía de discutir con su mujer, temerosa ella de mayores represalias y optó también por la clandestina penumbra:

- No importa el carácter de servicio de nuestro trabajo -me explican, no cuenta el auxilio en carretera que puedas realizar, los neumáticos que puedas cambiar o tu intervención en circunstancias dolorosas y muchas veces trágicas cuando ocurren accidentes, no. Lo importante es multar. Y cuanto más mejor. Y si es a camiones, que las sanciones son un pastón, pues todavía mejor. Eso es lo que hay.

Niegan mis interlocutores de la llamada "benemérita" que estén realizando de una manera orquestada ningún tipo de "huelga de bolis caídos", como se ha dado en llamar a la disminución de la cifra de sanciones que, de un tiempo a esta parte, parece que llevan a cabo un buen número de agentes de la guardia civil de tráfico en toda España.

Los dos guardias civiles con los que estamos forman parte de los ya sancionados. Poquísimos, según el ministerio que por supuesto niega el carácter de represalia de la medida y lo atribuye a otro tipo de razones técnicas.

Pero los testimonios de nuestros dos entrevistados insisten en que no hay otro motivo sino que sus jefes quieren que multen más. No pueden demostrarlo. Temen por si contiúan las represalias. Y apuestan por el anonimato.

Guardias civiles que, para salir en la tele, cambian el tricornio por la capucha. Un puntazo.

J.T.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Peter Caruana habla en Sevilla sobre las relaciones entre Gibraltar y España


“La mayoría de los españoles piensan que Gibraltar debería ser español. No lo comparto, pero puedo llegar a entenderlo. Lo que no puedo entender es que esos mismos ciudadanos piensen que eso pueda hacerse con o sin el consentimiento de los gibraltareños. Entiendo que eso suceda en China con Hong Kong, pero no creo que los españoles quieran compararse con los chinos, que no respetan los derechos humanos de sus propios ciudadanos y en consecuencia poco le podían importar los derechos humanos de dos millones de ciudadanos de Hong Kong.

Que Gibraltar no tenga derecho a la autodeterminación quiere decir que en el siglo XXI es admisible imponer a 30.000 personas un futuro soberanista sin tener en cuenta su voluntad y en contra de su voluntad.

Los que se puedan estar planteando colapsar el Foro Tripartito de Diálogo (España-Reino Unido-Gibraltar) tienen que tener presente que no hay vuelta a un proceso bilateral sin el consentimiento de Gibraltar, por lo que obviamente nunca lo veremos.



Yo no estoy dispuesto a diálogos bilaterales España-Reino Unido sobre el futuro de Gibraltar porque vulneran mis derechos como ser humano y los derechos e intereses de los ciudadanos gibraltareños a los que yo represento.

Hay dos opciones de futuro. Una: Que Gibraltar y España continúen viviendo de espaldas y prolonguemos el contencioso trescientos años más. Dos: Entrar en un proceso de diálogo constructivo, democrático… y ver lo que ocurre en él. Los que apuesten por la primera opción tendrán que responder ante futuras generaciones.

Gibraltar tiene más años de historia que los Estados Unidos de América, que Australia, que Canadá… El mundo ha cambiado por completo en los últimos 300 años y para referirse a nuestro caso se continúa invocando un Tratado de 1713. Yo no entro en si la historia cometió una injusticia o no con España en la época en que se conquistaban los territorios con barcos de vela, pero no por eso se me puede exigir a mí y a los ciudadanos que represento que paguemos con la renuncia a nuestros derechos un asunto al que hay que enfrentarse con los esquemas del siglo XXI, que es en el que estamos”.

De esta guisa se despachó este jueves en Sevilla Peter Caruana, Ministro Principal de Gibraltar, durante un desayuno organizado por Nueva Economía Forum en el hotel Alfonso XIII.

Tocó muchos más temas, y todos ellos interesantes, en la hora y media que duró su comparecencia, entre la conferencia y el turno de ruegos y preguntas.

He buscado después la repercusión de esta visita de Caruana y de sus declaraciones en los medios: Escasísima.

Sin comentarios

J.T.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Isaías Bueno, entre lo próximo y lo lejano


Que un reportero gráfico de televisión escriba novelas, las publique y además se vendan y gusten es toda una lección para tanto plumilla petulante como corre por ahí y que a la hora de la verdad no sabe hacer ni la "O" como un canuto.


La mirada literaria de Isaías se ha ido curtiendo durante años con cientos, miles de horas en las que su ojo derecho ha estado observando el mundo a través del objetivo.

Lleva años haciendo poesía con la cámara en una zona de esas a las que les da por arder cada dos por tres, una esquina caliente de las que maceran la sensibilidad de cualquiera sin necesidad de tener que marcharse a una guerra lejana.

¡Cuántas veces se habrá levantado Isaías a las cuatro de la mañana para filmar una patera atestada de inmigrantes recién llegados!

Cuántos cadáveres, cuántos muertos de hambre y frío, cuántos desesperados habrá grabado Isaías a lo largo de su vida, coincidiendo unas veces con Virgilio de Antena 3, otras con Rubén de Telecinco, otras con Carlos o Alberto, de Canal Sur…

Algeciras, zona caliente, es el cuartel general de Isaías Bueno. Allí es donde mi buen amigo de tantos años intenta sacarle a la vida todo el jugo que puede: al lado de Gibraltar, con Ceuta y Marruecos a sólo catorce kilómetros de agua por medio y con los mil problemas de Tarifa, La Línea, Los Barrios o San Roque justo al lado de casa.

Todo esto se lo lleva merendando Isaías solito como mínimo los doce años que hace que nos conocemos. Pues bien, en medio de toda esta vorágine va el tío y saca tiempo para escribir.
Isaías Bueno

Entre lo próximo y lo lejano”, publicado por Ediciones Atlantis, no es el primer libro de Isaías ni será el último. Es, sencillamente, el que tenemos que comprarnos todos ahora mismo, como ya he hecho yo.

Porque la mejor demostración de lealtad, afecto y complicidad que puede hacer uno al amigo que publica un libro es precisamente ésa: pasar por caja, retratarte y pagarlo. Y leerlo, por supuesto.

Así que ya estamos todos poniéndonos a la faena.

J.T.

martes, 23 de noviembre de 2010

El libro del papa y el uso del condón


Concede el papa una entrevista a un periodista, éste la convierte en libro y aquí estamos todos, en primer tiempo de saludo, picando el anzuelo como pardillos y otorgándole acto seguido el bombo que a ellos les interesa.

Reconozco que me leeré este libro, porque sólo se debe hablar de lo que se conoce bien, pero es que se ha agotado el mismo día en que la editorial lo ha puesto a la venta.

Sin embargo, no resisto la espera hasta la próxima edición para dejar aquí una primera aproximación: ¿qué he escuchado yo hasta ahora sobre "Luz del mundo", el libro de entrevistas que el periodista Peter Seewald ha mantenido con B16?

Pues lo mismo que todo el mundo: La frase que han elegido para promocionarlo:

"¡El papa permite el condón!"

Y luego, en letra pequeña: "...en casos muy excepcionales"

Una frase, una simple frase extraída de todo un libro. Y venga, promoción gratuita. Revuelo garantizado, titulares y grandes espacios en prensa, radio y televisión. Y sesudos analistas dedicándole articulos de opinión sin haber visto todavía ni las tapas de libro de marras.

La editorial Herder agradecida y los libreros también: edición agotada nada más ponerse a la venta.

¿Morbo? ¿Incondicionalidad? ¿Adhesión inquebrantable de los adeptos? ¿Curiosidad sin más?

Yo creo que obedece más bien a que la tirada ha debido ser corta. ¿O no? Cuando consiga un ejemplar me lo pienso leer en seguida... y comentarlo aquí, claro está.

Así que yo también sigo el juego. ¡Qué le vamos a hacer!

J.T.

lunes, 22 de noviembre de 2010

¡Esos micrófonos indiscretos...!

Contaba yo en el post de ayer la propensión a soltar indiscreciones que suelen tener los políticos cuando se encuentran en un ambiente distendido previo a cualquier reunión importante.

Y contaba también lo que me gustaría ser cámara de televisión por un día para escucharlos en su salsa cuando se toman imágenes sin sonido en esos momentos anteriores a que se cierren las puertas y empiezan las negociaciones, los debates, las conspiraciones o lo que sea.

Claro que una ligera idea nos podemos hacer de esos desahogos recordando algunas expresiones recogidas por los micrófonos abiertos en actos públicos porque el indiscreto de turno contaba con que se encontraban apagados.

Por ejemplo el “manda güevos” que soltó Federico Trillo en su época de presidente del Congreso de los Diputados tras haber dado lectura a una infumable retahíla de términos legales.

O el contundente “hijo de puta” con el que Esperanza Aguirre calificó a un presumible compañero de partido, con quien al parecer mantiene o mantenía ciertas diferencias, durante una conversación de la presidenta con un miembro de su equipo de gobierno en la Comunidad de Madrid.

El socialista Jordi Sevilla cayó en la trampa del micrófono abierto a destiempo cuando fue cazado en un acto público tranquilizando a Zapatero por su desconocimiento de ciertos temas económicos y diciéndole “no te preocupes que yo en un par de tardes te pongo al día”

También Zapatero pegó un solemne resbalón tras finalizar una entrevista en televisión durante un proceso electoral al reconocerle a la persona que acababa de entrevistarlo que había que meter “más tensión” en la campaña.

Pero entre las indiscreciones de este tipo con más repercusión (porque tuvo consecuencias) se encuentra a mi juicio la que tuvo lugar en el Parlamento de Andalucía hace ya más de nueve años.

Faltaba poco para las cuatro de la tarde y los equipos de televisión hacían  pruebas de sonido antes de comenzar el pleno. Los miembros de la mesa conversaban despreocupadamente entre sí y uno de ellos soltó la siguiente lindeza: “Los moros, que se vuelvan a Marruecos, que es donde tienen que estar”.

En aquella época (eran los tiempos de Aznar) el parlamento de Andalucía (gobierno socialista) proporcionaba la toma de sonido y cada televisión colocaba su cámara para grabar. La frase de marras la captó el equipo de televisión española y esto redimensionó el asunto.

Se atribuyó la frase al miembro del pp que formaba parte de la mesa y al que se demonizó y linchó durante semanas de manera inmisericorde. Hasta que una audición de aquella grabación a la que asistimos también los periodistas aclaró que el autor de la desafortunada expresión había sido uno de los miembros de la mesa por el partido socialista llamado Centeno que fue inmediatamente fulminado y desapareció de la escena política para siempre.

Aquello fue el principio de una cuenta atrás para cerrarle las puertas del parlamento andaluz a las cámaras hasta hoy: esa cuenta atrás duró lo que tardaron en instalar un circuito de televisión con cámaras robotizadas y equipo de realización propio.

Se acabaron los riesgos, qué puñeta.

J.T.

domingo, 21 de noviembre de 2010

El privilegio de grabar “un mudo”


Mis amigos los cámaras no lo saben, pero son unos privilegiados: entran donde todo el mundo quiere entrar, ven lo que todo el mundo quiere ver… Alguien podría decirnos a los plumillas que nosotros también, que para eso vamos con ellos.

Pues no.

Hay un terreno que nos está especialmente vedado a los periodistas y en el que los cámaras tienen carta blanca: son los llamados “mudos”.

Para quien no lo sepa, un “mudo” es una especie de “posado” que suele tener lugar durante el comienzo de un encuentro político: una entrevista, una mesa de negociación, una asamblea o un encuentro entre distintos representantes políticos o sociales que puede oscilar de un nivel puramente local hasta las de carácter internacional más trascendentales (Otan, Unión Europea, G20…)

Un mudo es ese momento en el que los reunidos, antes de entrar en harina y ya en el lugar del encuentro, aceptan un pequeño “tiempo muerto” (muy pequeño a veces) para que los cámaras inmortalicen el instante.

Los cámaras. Porque los periodistas se quedan fuera.

Y ese es el “momento privilegio” al que me refería al principio.

Porque, conscientes de que se trata de imagen sin sonido, hay siempre entre los fotografiados alguien que se relaja y deja caer comentarios verdaderamente sabrosos que nunca trascenderán.

Son ya decenios el tiempo que llevo diciéndome que tengo un día que hacerme pasar por cámara para vivir uno de esos momentos.

Mi vocación de “chafardero indomable” no me va a permitir jubilarme sin ser testigo de esas indiscreciones, de esos comentarios que los políticos sueltan relajadamente porque, para ellos, el cámara sólo es un mueble más.

Transparente, invisible, con la cámara al hombro y el ojo en el visor, oyes más cosas que si fueras la secretaria o el chófer. Y eso es un verdadero privilegio.

A algunas ex-secretarias y también a algún que otro ex-chófer les está permitiendo hacerse de oro escribiendo sus memorias.

J.T.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Sexo y política. El video “porno” de Monserrat Nebrera

La única manera seria de abordar la política es no tomársela en serio.

Por eso me parece estupenda la iniciativa de Monserrat Nebrera, candidata a la presidencia de la Generalitat de Catalunya por el partido Alternativa de Govern. Apenas sin repercusión en los medios, ha decidido recurrir al sexo, anzuelo infalible, para atraer nuestra atención. Y todos hemos picado.



Ha colgado Nebrera este sugerente video, donde se escucha lo suficiente para que la imaginación se ponga a funcionar aunque no se vea nada, y ha ido rotulando los mensajes que quería transmitir mientras tú te vas tragando sin pestañear todos los planos a ver si pasa algo. Sin perderte ni uno.

Al final aparece ella, con una toalla blanca como recién salida de… la ducha.

Y remata su mensaje, que consiste básicamente en decir aquí estoy y me presento a las elecciones catalanas del domingo 28 de noviembre. Votadme.

Me gusta que haya contado Monserrat en roman paladino la razón por la que decidió promover ese video. Lo explicó este jueves, en el programa de Concha García Campoy en Cuatro:

- Me han llamado muchos periodistas –contaba Nebrera y me han preguntado, ¿Por qué has hecho eso?
- Pues para que me llaméis.

Así que hemos picado el anzuelo y Nebrera ha conseguido su objetivo

¿Por qué me gusta?

Pues porque ha dejado en evidencia a sus colegas los políticos y a nosotros los periodistas. Ha sabido leer mejor que nadie el carácter de feria de los despropósitos y de las provocaciones que tiene esta convocatoria electoral. Como todas, claro. Pero en este caso ella lo ha interpretado también, a mi juicio, de la mejor manera posible: tomándoselo a coña.

Y como ella misma resumía al final de este jueves en su facebook:
"El resumen de esta agotadora jornada es el siguiente: lo que dije en el Majestic el viernes día 12 ante 800 personas, no lo cubrió un solo medio, lo colgamos en la red y lo vieron unos cientos. Resumido en tres flashes y yo endosando una toalla, entran a mirar 50.000 personas el video, aumentamos nuestro grupo en este rincón de Fb y somos portada de los Telenoticias... Da para pensar, ¿eh?"

J.T.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Los fachas veinteañeros



Tienen veinte, treinta, treinta y cinco años… Esgrimen banderitas españolas en la muñeca, en los cuellos de sus polos y jerseys y hasta en los calzoncillos si hace falta, pero las esgrimen como amenaza frente a los presuntamente menos patriotas que ellos. Repiten como papagayos los argumentos-consigna del día que les inoculan en sus innombrables y cada vez más numerosas emisoras y pasean por las esquinas comportamientos agresivos e intolerantes.


Entran en el cada día más surrealista mundo de sus “mayores”, intentando desestabilizar sin ningún tipo de miramiento y utilizando el asunto que sea: el terrorismo y la búsqueda de la paz, la asignatura de educación para la ciudadanía, los avances médicos y sociales como investigar con células madre o los matrimonios entre homosexuales, o la memoria histórica…

Son estos niños de veintitantos o treinta y tantos años unos fachas de tomo y lomo. Pero unos fachas que me descolocan, porque uno estaba acostumbrado a plantar cara al facha mayor y carca, claro vencedor de la guerra civil, que nos tenía acojonados de pequeños cuando todavía vivía franco, acojonados de mayores cuando muerto el perro, la rabia en forma de sable y pistolas seguían teniéndolas ellos pero aliviados cuando se han ido muriendo en cómodas camas que no merecían y siendo ya apenas una caricatura de lo que fueron, patéticos cuando continuaban cantando el cara al sol brazo en alto o desempolvando camisas azul oscuro cada veinte de noviembre.

Pero estos niños fachas – algunos ya no tan niños- ¿de dónde cojones han salido? ¿Son herederos de quienes, ganadores del mal rollo aquel del 36 al 39, se forraron con prebendas y pillajes? ¿Qué les peligra? ¿Quizás un edificio de apartamentos construido con los beneficios de la venta de una tierra heredada del abuelo sin que se llegara a saber nunca muy bien como la consiguió éste, cómo tenía la escritura a su nombre? ¿Por qué son tan fachas? ¿En qué abrevaderos rumian sus consignas, sus actitudes, sus cabreos clónicos –clónicos en su insulsez, en su escasez de sustancia, en su frágil rotundidad- con los gobiernos de izquierda, ya sean estos municipales, autonómicos o estatales?


Todos estos niños fachas –ya no tan niños algunos- eran niños, o ni siquiera habían nacido, cuando yo tenía entre dieciocho y veinticuatro años, mis tiempos universitarios en la última etapa del franquismo y nos batíamos el cobre, cada cual a su modo, para recobrar la democracia y la libertad. Me suena rimbombante hasta a mí cuando lo escribo ahora, pero la cosa era así: Lo que ahora parece tan normal costó mucho. Que los fachas de hoy puedan decir ahora desde la libertad las barbaridades que dicen costó mucho.


¿Nadie en su familia se lo ha contado? ¿Nadie en su familia les ha contado que muchos de ellos se estuvieron dando durante años con un canto en los dientes porque no se imaginaron que se pudiera hacer una transición pacífica donde ellos quedaran impunes a pesar de sus felonías? ¿Que estuvieron durante bastante tiempo frotándose los ojos porque no se podían creer que los "rojos" no quisieran vengarse sino sólo recuperar las libertades y la posibilidad de luchar por construir un país moderno?

Pero ¿cómo tienen huevos de rasgarse las vestiduras porque se facilita la posibilidad de recuperar la dignidad y la memoria para aquellas familias del bando perdedor que hasta ahora no habían contado con reconocimiento ni reparación alguna?

¿Es por eso? Es por eso por lo que están mosqueados? Porque mangonear siguen mangoneando. ¿Cuándo surgirá una clase dirigente, política y económica que empiece a funcionar en clave de modernidad? ¿Cuándo va a dejársenos de caer caspa de las solapas? ¿Cuándo vamos a ser modernos de verdad? Cuándo van a asumir que llevamos ya veinticinco años en la Unión Europea?

J.T.

martes, 16 de noviembre de 2010

¡Viva la libertad de expresión… y el flamenco!

Lo que me parecen las convocatorias de políticos para soltar un speech y luego no admitir preguntas lo tengo escrito ya aquí en otras ocasiones.


Os cuento la de este lunes: suena el móvil a media mañana: sms de la oficina de prensa de la presidencia de la Junta de Andalucía: “Griñán comparece a las 12.00 horas en Palacio de San Telmo para hacer una declaración sobre las manifestaciones de Puigcercós” (la tarde anterior, en un mitin electoral, el presidente de Ezquerra Republicana de Catalunya había puesto a caer de un burro a los ciudadanos andaluces, dijo textualmente que “en Andalucía no paga impuestos ni dios”).

Nos preparamos las preguntas, nos leemos el blog del político catalán donde se ratifica en las críticas y desmenuza argumentos que piden a gritos una réplica y nos dirigimos a la cita con el tiempo justo.


Una vez en San Telmo se nos puntualiza que se trata de una comparecencia institucional y que no se van a admitir preguntas.


- ¿Por qué nos hacéis venir entonces, preguntamos, cuando para una declaración sin preguntas basta con que enviéis un fax, o un correo electrónico, incluso un video grabado por vosotros mismos?

Pasa el tiempo y Griñán no aparece. Son ya las doce y cuarto cuando, durante la espera, uno de los asesores escucha nuestras protestas por el planteamiento de la comparecencia.

- Me parece muy bien que protestéis, nos dice el amigo. ¡Viva la libertad de expresión… y el flamenco! –añade. Con un par.

En ese mismo momento apareció Griñán para replicar a Puigcercós. Ninguno nos fuimos. Allí nos quedamos todos, haciendo de amanuenses. Así nos va.

J.T.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Marruecos, Trinidad Jiménez y el peligro de los archivos


¿Dónde se habrá dejado la pegatina la ministra de Asuntos Exteriores? La verdad es que han pasado siete años y eso es mucho tiempo ¡Cualquiera la encuentra ahora!

J.T.

Apuntes de periodismo, 14. ¿Por qué no hay foto del gol de Negredo?


Te cuentan los periódicos de este lunes que la victoria del Sevilla en Zaragoza (1-2) se debe a un golazo de Negredo en el minuto 91, con el partido ya a punto del pitido final del árbitro y cuando todos daban por bueno el empate a uno en La Romareda.

Ponderan los titulares el mérito de ese gol, sumarios y entradillas destacan la racha del delantero... Pero vas y buscas su foto... y resulta que no aparece Negredo por ninguna parte. Los periódicos sevillanos ofrecen en primera una foto de los sevillistas contentos por haber marcado un gol... Pero no es el de Negredo, sino el de Luis Fabiano, marcado en el minuto 27 de la primera parte. En la foto están Perotti, Capel... pero ni rastro de Negredo.

¿Qué ha pasado? Pues sencillamente que Negredo estaba en el banquillo cuando se marcó ese gol. Luego, en el minuto 53, empató el Zaragoza y diez minutos más tarde Manzano decidió contar con Negredo que sería el autor del gol de la victoria a domicilio del equipo sevillista.

¿Por qué no hay foto del gol de Negredo ni del delantero celebrándolo con sus compañeros?

Pueden pasar dos cosas:

1. Que la foto exista pero que el editor gráfico del periódico haya preferido valorar la otra (en este caso la del gol de Luis Fabiano). Cosa rara

2. Que la foto no exista. Y ¿por qué no existe la foto?. Pues puede haber dos razones fundamentales

2.1. Porque los periódicos de la ciudad del equipo visitante cada vez envían menos a sus fotógrafos a los partidos que se juegan fuera. Así que quienes cierran la página se ven obligados a nutrirse de los servicios de agencia. La agencia que las sirve es raro que mande dos fotógrafos, salvo que jueguen el Madrid o el Barcelona. Así que hay que apostar por una de las dos porterías. De lo que cabe deducir que si no está la foto es porque el fotógrafo, dado que el partido se jugaba en Zaragoza, había apostado en buena lógica por la portería en la que el equipo local podía marcar.

2.2. Por la presión de los editores. ¿Envías ya? ¿Tienes ya la foto? Bombardeo de llamadas que hacen que el fotógrafo abra el ordenador a pie de obra para volcar y enviar bastante antes de que el partido acabe. Y un gol en el último minuto te pilla, lógicamente, con el culo al aire.

Desembocamos donde siempre: en la carencia de medios, en la falta de recursos, en el recorte sistemático:

¿Dos fotógrafos? Ni loco. No se manda ni a uno de viaje: hay que ahorrar. Y al fotógrafo local al que le corresponde la cobertura se le carga, además de con todo el equipo, con el ordenador hasta el mismo césped. Hay que tener fotos rápido, por lo que se le insta a mandar cuanto antes para saciar la voracidad de la página web y para cerrar pronto la edición del periódico porque cuanto antes se cierre menos riesgo de gastos extra existe.

Así que ya lo sabéis, queridos aspirantes a pelearos en estas guerras. Por bien que queráis y sepáis hacer vuestro trabajo, lo que más importará será que salga lo más barato y rápido posible. ¿Que no tenemos el gol de Negredo? Pues ponemos el de Luis Fabiano ¡Qué más da!

J.T.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Marruecos: al periodista español, ni agua


No sé de qué se extrañan los compañeros que llevan una semana intentando informar de lo que ocurre en El Aaiún sin conseguirlo.

Los políticos y la policía marroquí nunca han tratado bien a la prensa española.

Si en tu pasaporte o en la tarjeta que has de rellenar para entrar en Marruecos has cometido la ingenuidad de poner periodista cuando te preguntan la profesión, date por jodido.

Te retendrán horas en la frontera con cualquier excusa, ya entres por tierra, por mar o por aire, meterán tu nombre en todos los ordenadores posibles y ya te tendrán fichado para la posteridad, marearán la perdiz hasta hacerte perder la paciencia y sólo un billete de cincuenta euros discretamente colocado entre las páginas del pasaporte pueden empezar a hacerte la vida algo más fácil.

Más tarde, cuando ya circulas por el país, si te paran en la carretera y te ven una cámara profesional de televisión en el coche pueden ocurrir dos cosas: que se conformen con otros cincuenta euros o que te quiten el objetivo de la cámara que con suerte recuperarás cuando salgas del país. ¿Las protestas? Al maestro armero.

Pides amparo al llamado ministerio de la comunicación y te encuentras con unos señores muy amables que hablan correcto español, pero que no te solucionan nada. Teóricamente están para ayudarte a resolver problemas, a que no te encuentres con obstáculos, pero ahí están estos días todos los informadores españoles, que no hay manera de que ninguno consiga llegar al Sahara bien desde Rabat bien desde Casablanca y nadie les explica por qué mientras van encontrándose con trabas y excusas cada vez más ridículas. Lo de siempre en Marruecos: Al periodista español, ni agua. Sólo que ahora se les nota mucho más.

Siempre igual: unos pesados, unos impresentables.

Hace poco más de un año acompañé al presidente andaluz José Antonio Griñán en su viaje oficial a Marruecos. Nada más llegar al país nos endiñaron la primera en la frente en el mismo aeropuerto.

Todos los periodistas que acompañábamos a Griñán tuvimos que irnos desde Casablanca hasta Rabat ya de madrugada y tras interminables horas de espera dejando en tierra a los compañeros de Canal Sur Televisión. ¿La razón? Que llevaban una cámara de televisión, instrumento sospechoso donde los haya para todo policía marroquí. A pesar de ser la televisión pública que acompañaba al presidente de una autonomía del país vecino en visita oficial, las vejaciones fueron continuadas e impresentables:

Siempre faltaba un papel para dejar pasar la cámara: si enseñaban el rosa faltaba el amarillo. Y si se presentaba el amarillo hacía falta uno blanco. Cuando acababan con el arco iris empezaban con los faxes: fax de la embajada solicitando..., fax de la corresponsalía en Rabat de la cadena acreditando..., fax de la sede central en Sevilla confirmando... Y todo eso un domingo por la noche.

Una humillación en toda regla que el séquito de Griñán no supo ni pudo solventar. Y cuando acabó resolviéndose, vaya usted a saber por cuántos euros, prefirieron pasar página y ni siquiera formular protesta. Nada raro por otra parte, a tenor de la actitud que hemos visto estos días entre la gran mayoría de los políticos españoles ante la intolerable agresión de Marruecos a los saharauis en El Aaiún.

Protestan con la boca chica y, por supuesto, no condenan.

No condenan ni lo que ocurre allí ni las dificultades con las que los periodistas españoles se encuentran para poder llegar hasta el lugar de los hechos y hacer su trabajo que consiste, simple y llanamente, en estar en el sitio donde suceden las cosas y contarlas.

Marruecos, siempre Marruecos, ¡qué pereza!

J.T.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Apuntes de periodismo, 13. Los "pelotazos" de Millás y el Follonero

Juan José  Millás
Ya lo dejó escrito mi amigo Roberto el mismo domingo, con el olfato que le caracteriza: la entrevista de Juan José Millás a Felipe González de ese día en "El País" y la del Jordi Évole (el Follonero) a Eguiguren esa misma noche en La Sexta eran periodismo puro.

Periodismo puro hecho por un escritor y un humorista.

Los excelentes trabajos de Millás y Évole ponen de manifiesto una vez más lo que tanto he repetido aquí: periodista no es quien tiene un certificado sino quien sabe contar historias o hacérselas contar a quienes entrevistan, quienes saben sacar información jugosa y ponerla en valor.

Eso es lo que demostraron Millás y Évole el domingo. Pasan los días y lo que les dijeron Felipe y Eguiguren sigue trayendo cola. Continúa interesando porque quienes se enfrentaron a los personajes supieron extraerles frases no sólo interesantes, sino de enorme repercusión.

Jordi Évole
- "Lo tengo", -confiesa Millás que pensó cuando Felipe le dijo que impidió volar la cúpula de ETA cuando la tenían localizada en una reunión en Francia y añadió que a día de hoy no sabe si hizo lo correcto. "Puse cara de póker", -cuenta el escritor. Eso es un periodista tenga o no tenga título.

Y el Follonero preguntándole al mediador por las cosas que hablaba con los terroristas durante los recesos que hacían para comer.... ¡Magistral!

Una vez más lo repito: Hacer periodismo es tener talento y olfato. Que tu trabajo no pase desapercibido. Que se hable de él y que tenga repercusión.

La capacidad que hace falta para conseguir eso no se enseña, ni mucho menos, en las facultades.

J.T.

¡¡¡Tengo un amigo que ha terminado de pagar la hipoteca!!!


Mi amigo JP es cámara de televisión.

Mi amigo JP acaba de pagar su último plazo de hipoteca.

De la alegría, se ha puesto a celebrarlo y se ha quedado sin saldo en la cuenta hasta final de mes.

Mi amigo JP lleva en la batalla muchos años, le gusta lo que hace y procura realizar su trabajo, aparte de con la competencia que todos le conocemos, con la mayor decencia posible.

Cuando coincido con él en una guardia la verdad es que me lo paso bien. Suele poner el dedo en la llaga cuando habla y así lo ha hecho al cambiar impresiones sobre los cada vez más tenues límites que existen entre los informativos y los programas de televisión.

-Juan, es que últimamente vamos a las mismas cosas, coincidimos en las mismas coberturas.

-Siempre hay alguna diferencia, compañero -le digo intentando más templar gaitas que llevarle la contraria.

-Puede, pero la verdad es que hago cuentas y me hubiera salido mucho más rentable dedicarme al "corazón", que a fin de cuentas lo que muchas veces hago es prácticamente lo mismo. Por lo menos habría ganado más pasta y si lo hubiera decidido hace años, hace mucho tiempo que habría acabado de pagar la hipoteca.

- La tienes pagada ya, le digo. Y sigues haciendo lo que quieres hacer. Y eso, querido amigo, es para sentirse orgulloso. Aunque tengas temblando el saldo de tu cuenta corriente.

J.T.

martes, 9 de noviembre de 2010

¡Disparen a ese periodista!


¡Qué pereza da trabajar como periodista en Marruecos! Hasta ahora, cubrir una información en ese país era, básicamente, un coñazo. Ahora, con los obstáculos para que los profesionales de la información podamos contar qué demonios está pasando en el Aaiún, nuestro trabajo allí se convierte directamente en un peligro.

El viernes pasado ya enseñaron la patita en Casablanca cuando agredieron a nuestros compañeros Eduardo Marín y Antonio Parreño en un juzgado de Casablanca durante el juicio a siete saharauis y los comunicados oficiales de las autoridades marroquíes los acusaban encima a ellos de "violadores flagrantes" de la legalidad vigente.

Las trabas que Marruecos está poniendo a la información sobre los conflictos con los saharauis durante los últimos días yo las considero un mero y oportuno símbolo: porque el fondo de la cuestión es que el poder no quiere moscones, no quiere que se proporcione información clara nunca. Les estorbamos, les tocamos las narices sólo con nuestra presencia. A a países como Marruecos y a países democráticos, da igual.

Lo que Marruecos hace estos días en El Aaiún es lo que cualquier poderoso haría si no existieran, como no existen en ese país, mecanismos democráticos de control que corrijan la tendencia al abuso y permanecer vigilantes para garantizar que las libertades funcionen. Para que el poderoso se lo piense dos veces antes de ceder a la tentación -que siempre tienen- de borrarnos del mapa de un plumazo.

Reporteros sin Fronteras sitúa a Marruecoss el número 135 de 178 países en la clasificación anual de la libertad de prensa.

Le siguen México, Singapur, Turquía, Etiopía y Rusia, con menos libertad todavía que Marruecos.

Los cinco últimos son Birmania, Irán, Turkmenistan, Corea del Norte y Eritrea. No quiero ni pensar cómo debe ser la vida de un periodista en cualquiera de esos países.

España está en el puesto 39, por detrás de Chile, Uruguay o Sudáfrica, por ejemplo, Cuba es la 166 y en los cinco primeros lugares de la lista están, por este orden: Finlandia, Islandia, Noruega, Holanda y Suecia. Estados Unidos ocupa el puesto número 20, Francia el 44 e Italia el 50. Bolivia está en el 103. Argelia, en el 133 y Venezuela, en el 134 son los dos países que preceden a Marruecos en este ránking.


Países en negro = Cero libertad
Países en blanco = Los mejores
En rojo = Impresentables
Naranjas = Peligro
¿Y los amarillos como nosotros? Pues que algo estaremos haciendo mal

Tanto el ránking como el mapa los ha elaborado Reporteros sin Fronteras a partir de datos obtenidos durante un período de un año que finalizó el pasado uno de Septiembre. No se han tenido en cuenta el conjunto de las violaciones de los derechos humanos, sino únicamente los atentados a la libertad de prensa.

El estudio recoge el conjunto de atentados directos a periodistas (asesinatos, encarcelamientos, agresiones,amenazas, etc.) o a medios de comunicación (censura, embargos, registros, presiones, etc.). Deja constancia del grado de impunidad que disfrutan los autores de estas violaciones de la libertad de prensa y mide también la autocensura que existe en cada país. Evalúa además la capacidad crítica e investigadora de la prensa. Las presiones económicas se tienen también en cuenta.

Tiene además en cuenta el cuestionario con el que se han elaborado las conclusiones el marco jurídico que rige el sector de los medios de comunicación en cada país (sanciones por delitos de prensa, monopolio estatal en algunos terrenos, regulación de los medios, etc.) y el nivel de independencia de los medios de comunicación públicos.

En resumen, que la indignación que nos produce lo que está ocurriendo en Marruecos no debe hacernos olvidar que nuestro puesto es todavía el número 39. Francamente mejorable. Aunque -¡qué alivio!- estamos por delante de Francia o Italia, pero -ahí queda eso- por detrás de Polonia, Letonia, Mali o Namibia, por ejemplo.

J.T.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Diez cosas de Felipe en su entrevista con "El País" de este domingo que me han llamado la atención


1. Que a los 68 años, y habiendo sido presidente de gobierno, continúe teniendo sin resolver el tema de la vivienda. Un consuelo.

2. Que como todo separado en nuestro país, el que se ha tenido que buscar la vida y marcharse de casa ha sido él.

3. Que su novia se llama Mar y le gusta el cine.

4. Que las películas que ven las ven en casa.

5. Que piensa en el sueldo del Consejo de Estado para cuando no tenga ya otra cosa.

6. Que se la suda todo un poco y que hace y dice lo que le viene en gana.

7. Que tiene seis nietos y dos hijos a punto de convertirse en cuarentones.

8. Que "si se lo propusiera", en dos años podría ganar dinero suficiente para comprarse un piso en Madrid, "ahora que están baratos".

9. Que aún conociendo los mecanismos de especulación financiera, es tan santo bendito que no los usa (o tan perezoso).

10. Que es tan disciplinado como militante que hasta somete los artículos que escribe en prensa a la supervisión del partido antes de publicarlos. ¿Quién le dará el visto bueno? ¿Rubalcaba? ¿Blanco? ¿Leire Pajín y ahora Marcelino Iglesias?

J.T.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Benedicto, ¿por qué no te callas?


Se ha ganado a pulso que se lo soltemos pero se ha ido de rositas sin escucharlo.

El jefe del Estado Vaticano ha sido mucho más grosero y maleducado que el de Venezuela aquel famoso día, pero en este caso nadie se ha atrevido a pegarle a Ratzinger el corte que se merecía.

Como jefe de Estado que es, el mandamás de la iglesia católica se ha saltado durante la visita a nuestro país las más elementales normas de educación, cortesía y diplomacia que se le suponen a cualquier huésped que se precie.

Nos ha puesto a sus entregados anfitriones a caer de un burro, ha criticado nuestras democráticas y legítimas leyes y, a pesar de todo, tanto políticos como medios de comunicación no han parado de dorarle la píldora.

Nadie se ha atrevido a decirle "por qué no te callas" y además nos hemos gastado una pasta gansa en la, al parecer, inevitable parafernalia que acarrea este tipo de visitas.

Todo para que lo que pase a la historia sea el descarado rapapolvos que se ha permitido soltarnos sin cortarse un pelo: caña a la ley del aborto, estopa al matrimonio entre homosexuales y ni una sola palabra sobre los miles de imputados por pederastia que tiene entre sus huestes.

Una vez más, nos hemos portado como unos auténticos quijotes. Encima de cornudos, apaleados.

J.T.

La foto es de Andrés Ballesteros

sábado, 6 de noviembre de 2010

Lo mejor y lo peor de mi semana


LO MEJOR



1. El Oro del Rhin en el Teatro Maestranza con montaje de la Fura dels Baus. Asistí el martes al ensayo general de esta ópera de Wagner y salí encantado: Dos horas y cuarenta minutos excepcionales sin respiro alguno conducidos magistralmente por mi envidiado Pedro Halffter.


2. Tamara Drewe. La película más reciente de Stephen Frears con la que se ha abierto este viernes la edición 2010 del Festival de Cine Europeo de Sevilla. Tuve la suerte de verla en pase para la prensa el jueves por la tarde.


3. El Jardin Americano de Sevilla. Fantástico paseo con mi hija Gádor por este formidable rincón de la ciudad este sábado por la mañana

-----

LO PEOR


1. La inexplicable y absurda muerte de nuestro compañero Jesús Ruiz de Castro, cámara del programa "Andalucía Directo" de Canal Sur Televisión. Murió la madrugada del lunes, después de quince días en coma tras ser encontrado inconsciente y golpeado entre la multitud que acudió a la romería de Valme el 17 de octubre.


2. La muerte de Carmen de 39 años, a manos de su pareja. Decimosexta víctima por violencia de género en lo que va de año en Andalucía. Sucedió el miércoles por la noche


3. La controvertida historia de la niña rumana de 10 años que dió a luz en Jerez hace unos días y la bronca que la fiscal sevillana se permitió echarnos a todos los medios de comunicación, haciendo tábula rasa, por el tratamiento informativo del asunto.

4. El follón que se ha liado con lo de los apellidos de los hijos: que si por orden alfabético o a la pajita más larga.

y 5. Que le quieren cambiar el nombre a la i griega. Horrible.


J.T.

viernes, 5 de noviembre de 2010

La fiscalía sevillana se cabrea con la prensa


Vaya por delante que no comparto en un buen porcentaje el tratamiento informativo que se le ha dispensado al caso de la menor rumana de 10 años que dio a luz la semana pasada en el hospital público de Jerez de la Frontera. He de confesar además que he sentido cierta vergüenza por el despiadado acoso al que ha sido sometida la familia de la menor.

Eso es una cosa, ahora bien: se trata de un asunto de indudable interés informativo. A nadie deja impasible que una niña sea madre a los diez años.

Pero la fiscalía de Sevilla se ha cabreado.

Y se ha cabreado con nosotros, con los medios de comunicación por contarlo.

Y hasta ahí podíamos llegar.

¿Que alguno de nuestros compañeros se ha pasado unos cuantos pueblos en los modos y las maneras de abordar el caso? Yo soy el primero que me avergüenzo. Pero con la coartada que le sirven en bandeja este tipo de desaprensivos que pululan por nuestra profesión, el ministerio público no tiene derecho a convocarnos a todos, como ha hecho este viernes a la una en la Audiencia Provincial de Sevilla, para soltarnos un solemne rapapolvos bajo la apariencia de urgente convocatoria de una rueda de prensa.

Las leyes que protegen a los menores impiden que los medios divulguemos su imagen sin el consentimiento de los adultos. Correcto. Irreprochable.

Pero aquí, la fiscal jefe de Andalucía lo que ha anunciado han sido acciones legales contras los compañeros de un periódico de Cádiz que publicaron la dirección de la familia, no la identidad de los menores implicados en el asunto que son tres: el padre de 13 años, la menor de 10 y la recién nacida.

Espero que el asunto no prospere y que todo sea consecuencia de un berrinche mal digerido, porque de lo contrario nos encontraríamos a mi juicio ante un asunto de seria amenaza a las libertades.

¿Argumentos de la fiscalía para echarnos la bronca? Que dificultamos su labor en cuanto al estudio de la situación de los menores y su atención por parte de los servicios sociales ¿Pero nos hemos vuelto locos? Protéjanse sus derechos pero no a costa de los nuestros, que no son los nuestros sino los de una sociedad libre que tiene profesionales de la información dedicados a ocuparse de aquellos asuntos de indudable interés social. Y éste lo tiene.

¿Tengo yo que pagar las consecuencias de lo que la fiscal ha calificado textualmente de "intromisión ilegítima" de algún medio en la vida de la familia de la pequeña?

Si eso es así, actúese directamente contra quien transgreda la ley, pero no nos dé usted un tirón de orejas colectivo a todos los que siempre trabajamos conociendo perfectamente las reglas de nuestro oficio y sabiendo dónde están los límites.

Además de profesionales tan dignos de respeto como los fiscales, es que además ya somos todos mayorcitos. Mayorcitos para exigir ese respeto y también para detectar y reconocer cuándo parecen existir tentaciones de actuar contra el libre ejercicio de la libertad de información.

J.T.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Carlos Herrera, premio Ondas a su trayectoria profesional


Conocí a Carlos en el comedor de Torrespaña hace veinticinco años, recién llegado de Barcelona para presentar uno de los Telediarios del 85. Era la época en que Enric Sopena dirigía los informativos de Televisión Española, todavía la única televisión que existía en nuestro país. Desde entonces yo no creo que seamos amigos: somos hermanos, es decir, que por mucho tiempo que transcurra sin vernos nos querremos siempre.

Este miércoles le han dado el premio Ondas por su trayectoria profesional en la radio y yo me alegro mucho. Mientras estudiaba medicina, hizo Carlos sus primeros pinitos en las emisoras de Barcelona, la mejor escuela de radio del mundo como ya tengo dicho en este blog, luego se disparó con veintipocos años sustituyendo en vacaciones al mismísimo Luis del Olmo y desde entonces ya no ha parado.

Las coplas de mi ser, la verbena de la Moncloa, la Ser, la Cope, Canal Sur, Radio Nacional, Onda Cero.... y todo esto combinado con la presentación y dirección de memorables programas de televisión. Como es un trabajador incansable y además muy listo, sabe sacarle el mejor partido posible a su tiempo. No da un paso en falso y todo lo que hace le luce.

En sus tiempos de Radio Nacional, un falso "fósforo" le envió un maldito paquete que a punto estuvo de darnos a todos un disgusto.

Entre las muchas cosas que me unen a Carlos están el amor al oficio, la procedencia almeriense, la educación catalana, los años de aventura madrileña, el colegio sevillano de nuestros hijos y las muchas copas que nos quedan por tomar juntos.

Ahora mismo estoy levantando la primera de ellas. A tu salud, querido Carlos. Enhorabuena.

J.T.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿Quién mató a nuestro compañero Jesús Ruiz de Castro?


Tenía cuarenta y nueve años y ya era abuelo. Estaba de día libre con su familia en la famosa romería de Valme, Dos Hermanas, Sevilla, el domingo 17 de octubre.

En el bullicio (es una romería a la que acuden doscientas mil personas) su gente y él se perdieron de vista.

Cuando lo encontraron estaba tendido en el suelo, inconsciente, con golpes en la cabeza. Los quince días que desde entonces consiguió vivir los pasó ya en coma. Así que no pudo contar qué fue lo que le pasó.

El parte de lesiones hace pensar en una paliza. Con la esperanza de su recuperación, la familia no hizo público lo que le había ocurrido a nuestro compañero Jesús Ruiz de Castro, cámara de Canal Sur adscrito al programa "Andalucía Directo".

La policía, lógicamente, está investigando. La familia, ahora sí, busca pistas, testigos, datos a través de alguien que viera qué pudo suceder. Terrible.

Sus compañeros de trabajo más directos le dedicaron este martes un video homenaje.


video

Y este número de teléfono 902.102098 para todo aquel que pueda aportar nuevos datos que ayuden a aclarar la muerte de nuestro compañero.

J.T.

martes, 2 de noviembre de 2010

Bernard Weber se bebe la vida a grandes sorbos


“El dilema de los niños de hoy en día consiste en elegir entre varias opciones. Nosotros no teníamos elecciones, sino deseos. Y los deseos inspiran, despiertan la curiosidad”

Bernard Weber tiene sólo un año más que yo y es suizo y millonario. Hay quien lo tacha de excéntrico. La frase de más arriba le corresponde: la pronunció hace tiempo en una entrevista en El País. Conocí a Bernard en Granada en enero de 2005, cuando se alió con cnn+ para unir el sexto aniversario de nuestro nacimiento con la promoción que él hacía de la Alhambra para convertirla en una de las nuevas siete maravillas del mundo.

Se trataba de lo siguiente: él aportaba un globo aerostático con el nombre de su página web -new7wonders.com-, sobrevolaba la Alhambra, nosotros lo grabábamos y luego lo emitíamos, presuntamente a todo el mundo, aunque la realidad es que creo que sólo acabamos dándolo aquí. En la quilla del globo, eso sí, se colocó también una enorme pegatina anunciando al mundo el sexto aniversario de nuestro nacimiento.

El amigo Weber fue el promotor de todo el pollo que se montó en su día en torno a lo de las votaciones para las siete nuevas maravillas del mundo. El tiempo que le tocó promocionar la candidatura de la Alhambra fue la época en que tuve la suerte de hablar mucho con él: largos paseos, interminables cenas, seguimiento excitado del discurrir del globo sobre Granada en una de las mañanas más frías de la temporada…


Había convertido la divulgación de su iniciativa en su modo de vida. Y eso le llevaba de país en país, en unos más comprendido que en otros, gastándose un dinero que si todo iba bien lo recuperaría y que procedía de la fortuna familiar.

Comprendí que se trataba de un aventurero peculiar, cuya conversación y maneras te invitaban a plantearte muchas reflexiones. Me hubiera gustado aquellos días apuntar muchas de sus frases, porque la entrevista a la que pertenece la del comienzo de esta página –una entrevista realizada casi dos años y medio después- es en realidad un remedo de todo aquello que tuve la oportunidad de escuchar directamente:

- El dinero es como el petróleo. Sirve para hacer cosas fantásticas, no para guardártelo –me decía

Todo en Bernard daba a entender que estaba utilizando su dinero para hacer y vivir lo que tantos soñamos con hacer si pudiéramos: bebernos la vida a grandes, enormes sorbos.

J.T.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Boca cerrada y sentido del humor

“Abre tus oídos, pero mantén tu boca cerrada durante un año. Viaja (por India, en este caso) y después sabrás qué hacer”

(Gopal Krishna Gokhale a Mahatma Gandhi en 1915)

“En los viajes íbamos siempre cantando o jugando. A mí me sorprende que ahora no se hable mucho del buen humor que tenía. A pesar de que se enfrentaba a problemas gigantescos, sabía cómo vivir, y siempre conservaba la alegría”

(Tara Gandhi, hablando de su abuelo, a quien mataron en 1947, cuando ella tenía catorce años).

Oídos abiertos, boca cerrada, sentido del humor... Conocida receta, ¿verdad?

¿Y por qué será que, si la receta siempre es la misma, si es tan fácil al menos aparentemente oír, ver y callar como reza el dicho –hay que sumarle reír-, si está tan hiperrepetido el método, resulta luego tan complicado para el común de los mortales ponerse a la tarea, aplicar la fórmula y disfrutar de sus resultados?

Recordemos:

"En boca cerrada no entran moscas"
"No hables a menos que puedas mejorar el silencio"
"Uno es dueño de lo que calla y prisionero de lo que habla"
"Sonríe, y tendrás hecho la mitad del camino"

Pues eso. Pero yo pienso seguir escribiendo y… riéndome todo lo que pueda, claro. Sin olvidarme tampoco de lo que dejó dicho George Bernard Shaw:

"Soy tan partidario de la disciplina del silencio, que podría hablar horas enteras sobre ello".

J.T.